Nuestra Señora de la Compasión en Saint-Denis

Nuestra Señora de la Compasión en Saint-Denis fué fundada por el sacerdote  Mauricio Garrigou en 1817. Desde entonces se dedica ayudar a los mas desfavorecidos en distintos puntos del territorio francés. Es una organización de fe católica que se dedican especialmente a la educación cristiana de los mas jóvenes, sin embargo desde sus orígenes, según el carisma de Garrigou, las hermanas se insertan en diferentes comunidades  pequeñas de cristianos, en los suburbios para evangelizar a las familias. Desarrollan actividades, además en las escuelas, en casas para ancianos y familiar pobres o en riesgo de exclusión social.

La labor de estas personas a lo largo de los años a sido de vital importancia para miles de personas ya que sin ellos se podrían haber excluido socialmente y no podrían haber formado parte de la social civil activa del país. Muchas veces este tipo de organizaciones no cobran ninguna subvención y ayuda pública por lo que su labor está mas difícil pero a la vez le da mucho mas mérito.

Su labor está muy apoyada por la sociedad civil ya que pueden ver como cada años miles de personas que podrían ser sus vecinos, familiares o amigos se benefician de la labor de todas las personas que trabajan Nuestra Señora de la Compasión en Saint-Denis. Realmente estas organizaciones sin ánimo de lucro son de gran ayuda para todas aquellas personas que algún momento de sus vidas puedan necesitas ayuda económica o espiritual para volver ser personas activas dentro de la sociedad y su comunidad.

Después de mucha labor en muchos campos diferentes se dedicó en cuerpo y alma a darlo todo por los demás sin esperan nunca nada a cambio para que toda su comunidad disfrutara de una mayor calidad de vida en beneficio del país y de la patria. Fue entonces cuando realmente encontró una manera de ser y vivir que la llevo a la fama mundial, pero no solo eso si no que también a conseguir unos mayores niveles de vida tanto en el ámbito de la escuela como el campo de la formación religiosa como no podía ser de otra manera. Hay que destacar que muchas veces no somos conscientes de que la figura de la religión en aquél entonces fue muy importante para que los proyectos de la ciencia y la cultura tuvieran un recorrido y fueran apoyados por las principales instituciones de la época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *